{1}

Colocar el pescado eviscerado con el vientre hacia usted. Con un cuchillo bien afilado, abrir por la cavidad abdominal hasta la cola.
  {2}

Colocar la hoja del cuchillo entre la espina dorsal y cortar a lo largo desde la cabeza hasta la cola, partiendo las costillas y la pieza superior de la espina dorsal.
         
{3}

Separar la parte de arriba. Quitar las espinas de la parte de abajo.
  {4}

Con un cuchillo más pequeño, recortar las costillas y los huesos de las aletas de ambas mitades. Si se desea, extraer los huesos de las aletas.
         
{5}

Si se desea despellejar los filetes, colocar la piel hacia abajo sobre la superficie de corte. Sujetar firmemente por la cola. Introducir un cuchillo afilado entre la piel y la carne y manteniéndolo plano cortar a lo largo, en dirección a la cabeza sin dejar de sujetar bien por la cola.
  {6}

Los filetes de salmón pueden hacerse al horno, al valor o a la plancha o cortarse en raciones listas para servir.